HABILIDADES EXTRAORDINARIAS

Desde el pasado viernes, y de manera oficial, el gobierno de los Estados Unidos me considera una persona con “Habilidades Extraordinarias” y me otorga el derecho de vivir y trabajar (como artista) en el país. Esto es una gran noticia para mi, motivadora y útil por partes iguales, porque me permite desarrollar mis inquietudes al otro lado del charco y ampliar mis horizontes profesionales en la dirección correcta: España—>USA. Casualidades de la vida, me encontré esa misma mañana en la sala de espera de la Embajada antes de la entrevista a un gran compañero y amigo: Jairo Zavala (DEPEDRO). Como la espera fue larga tuvimos la ocasión de hablar sobre la vida, la música, las giras, el día a día de un artista, las relaciones personales… !!! Relaciones personales?? -Nadie nos preparó para esto. Inteligencia emocional?? -Mi profe del Conservatorio sólo me enseñó a leer música y a tocar la guitarra. -Conocer y expresar correctamente nuestras emociones??- mmm…ehh. ese acorde es mayor o menor?

Después de un buen rato de risas y charla, cada uno se fue por su lado y me quedé con una idea metida en la cabeza: ¿cuáles son realmente las habilidades extraordinarias? ¿Aprender a tocar bien un instrumento, terminar una carrera con enorme éxito académico o tener un Coeficiente Intelectual alto?

Mi terapeuta dice (si, aquí se le llama terapeuta porque somos modernos) que los músicos tenemos un patrón que “más o menos” se da en todos. Cierta tendencia a la introspección, a la ansiedad y al abandono de nuestras emociones. Es cierto que trabajamos sobre las emociones y las conocemos (algunos), pero no exploramos las nuestras sino las de la gente que potencialmente nos va a escuchar. Se dice (y se sabe bien) que una persona con gran Inteligencia Emocional y un CI normal va a tener mucho más éxito y calidad de vida que un genio que vive encerrado en si mismo y no quiere ver a nadie. Es como cuando vemos a alguien de nuestro gremio que es muy exitoso y pensamos: mira este, se lo está comiendo todo y no tiene ni idea. (esto no hay que hacerlo porque es un pensamiento negativo y solo nos daña a nosotros!).

Seguramente esta persona tiene la “Habilidad Extraordinaria” que realmente hay que tener y que nadie se preocupó de enseñarnos, porque no era considerado un tema de interés académico. Eso si, matemáticas y nombres de ríos hasta explotar, pero conocerse a si mismo y aprender a quererse un poco ni pensarlo. Como decían los curas franquistas: no os hagáis pajas que os vais a quedar ciegos.

Considero que esto es un tema importante a tener en cuenta, como músico y persona, y estoy convencido de que marida muy bien con el arte y la creatividad. Coño que te puede ir mejor hasta para potenciar tu parte creativa (si sólo lo queremos ver desde este punto,vaya).

En breve cruzo el charco para una gira de un mes por Canadá, EEUU y guinda final en el Teatro Nacional de Tegucigalpa por cortesía de la Embajada de España en Honduras, así que tendré ocasión de reflexionar sobre este y otros de temas que realmente me atraen. La guitarra solo será mi vehículo de expresión pero el motor tiene que ser todo lo vivido y filtrado por la cabeza, el corazón y las tripas. Espero poder compartir ideas sobre la motivación, la inspiración, el trabajo diario y su recompensa, los miedos y las inseguridades, los éxitos y los fracasos.

Sientanse libres de opinar y aportar, siempre con respeto. Los veo en la carretera.

Twanguero

PD: bailen consigo mismo este precioso vals del maestro Shostakovich