In the Wee Wee hours

Me sorprendió la madrugada guitarra en mano y los micros hambrientos. Todo prendido. Las máquinas calientes, el frio fuera y un par de riffs buenos, de esos que no has escuchado antes. Hacia tiempo que la noche no me brindaba a las musas, ni siquiera con champán. En este 2017 que ya termina y que fue planteado como mi año semi-sabático, me toca hacer balance y ver en que avancé y en que no. Desde luego lo que supuestamente iba a ser una temporada de “no quiero hacer nada” acabó convirtiéndose en “oye, pues no estuvo tan mal”.

Empecé el año editando “Carreteras Secundarias” casi en secreto, como quien entra a misa con la Iglesia llena y no quiere hacer ruido. Ni siquiera mi mánager se enteró. Tengo que decir que mis cercanos me felicitaron y Juanjo Ordás me conquistó el corazón con lo de “Te pone el oído en el suelo para que escuches los pasos de los músicos errantes, de las vidas arrastradas de un lugar a otro por huracanes”. Mi propia vida diria yo.

Finiquitamos la gira de PACHUCO el primer trimestre del año, mientras arrancábamos timidamente con los conciertos SOLO GUITAR. Que hermoso y duro que es tocar solo. Creo que avancé bastante en ese aspecto de “performance”. Arranqué en Cafe Berlin y después paseé mis BACKROADS por Los Angeles, Bakersfield, Seattle, Vancouver, San Pedro, Portland y más ciudades del West Coast. Hicimos un disco a duo con mi querido amigo Paul Pigat y recorrimos unas cuantas ciudades de Canadá con nuestras guitarras. Después fui a Liverpool a compartir todos estos años de alegrias y penas con los estudiantes de LIPA, con gira UK & Spain incluida. Una maravillosa experiencia que gestiona mi querida Gema Sánchez de AIE en Ruta. El verano me encontró en Los Angeles con una tanda interesante de conciertos. Especial mención al Guitar Master Series de Bakersfield, ciudad emblemática de la música country y donde siempre me reciben con honores.

En medio de todo este kilombo todavia volé a Madrid para grabar con Luz Casal en compañia de mi amigo Jairo Zabala y bajo las órdenes de Ricky Falkner. Toqué en Lyon por primera vez con Coronas y abrí la Noche Americana en El Sol.

Después estrenamos “Gypsy Lady” en El Pais. Grabado en Los Angeles con American Road Films es, de lejos, el mejor video que he hecho. Todo idea de una persona maravillosa y genial como es la actriz Isabel Ferrer.

Ah!! Se me olvidaba. En uno de estos saltos Trasatlánticos estrenamos el nuevo proyecto “Dinamita Express” con mis queridos amigos Juanito Makandé, Fernando Lamadrid y Amparo Sánchez (el único grupo novel de España que tiene chef privado: Micue)

Ahora ya en España me enfrento a una serie interesante de conciertos, con turrones de por medio. Y con Angie estamos preparando el desembarco en el mundo Youtube de la mejor manera que un humilde guitarrista sabe. Tocando la guitarra, despacito para que podáis aprender lo que yo aprendi de otros.

Decia Bukowsky que “sino te sale ardiendo de dentro, no lo hagas” y quizá sea verdad. El problema es que si arde, duele. Pero desde luego me quedo con la parte pasional en cuanto a la expresión artistica se refiere. Y si pellizca, perdura, aunque solo sea unos instantes. Y la eternidad, queridos amigos y amigas, cabe en un instante.

El 2018 va a ser mi año de trabajo de verdad, no como este. Asi que Stay tuned porque viene el huracán. Twanguero is back!!